sábado, 14 de noviembre de 2009

Una experiencia más

GRACIAS a tod@s, esto si que es un buen seguro, saber que hay gente que te ayuda y apoya sin restricciones, me considero muy afortunado. Muchas gracias.


Sinceramente no me imaginaba que me pudiera suceder algo así, en Méjico viajaba por el día para evitar los asaltos nocturnos, pero llegue a viajar de noche en alguna ocasión, sin padecer este tipo de situaciones. Puedes hacerte una idea de la creciente inseguridad que hay en Costa Rica, sobre todo en el último año, después de unos cuantos días, hablando, observando y lamentablemente viviéndolo en primera persona. Por ejemplo, la gran mayoría de las casas tienen vallas altas que delimitan toda la propiedad y en la parte superior alambre de espino, y todas (he visto alguna sin ellas, pero casas muy humildes en pueblos apartados y no muy turísticos) con rejas en las ventanas y en los porches de la puerta principal.

El lunes 10 de Noviembre, me desperté a las cinco y media de la mañana, con muchas ganas de abandonar el pueblo de Tortuguero, en la provincia de Limón. Además de notar, la noche anterior, que alguien había estado en mi habitación (comprobé que no faltaba nada), notaba que una persona del Logde (http://www.tortuguerovillage.com/balcondelmar/index_esp.html) me vigilaba, de hecho, cuando abandoné la habitación esa persona estaba en una hamaca a cuatro metros de mi puerta, supongo que vigilándome. Me dirigí al embarcadero para remontar el río desde Tortuguero a La Pavona, donde debía agarrar el autobús hasta Cariari. En la parada de La Pavona, nos encontrábamos esperando el autobús, una pareja de entre 45 y 55 años de EEUU, otra con la misma nacionalidad de entre 55 y 65, una tercera pareja de Australia, jóvenes, y tres chicas belgas, además de unas diez personas locales, tic@s. Colocamos todas las mochilas en la parte de atrás, todos los extranjeros llevábamos, además, bolsas o mochilas a mano, con toda la documentación, dinero, cámaras etc.… me acomodé en el último asiento, el más próximo a la puerta, a mi izquierda de sentaron las tres chicas belgas.
Conecté mi MP3 y empezamos el viaje. A los cinco o diez minutos de trayecto, oí un disparo, creí que era un golpe en la chapa del autobús con una piedra o rama, tal vez un reventón de alguna rueda, pero después escuche un segundo disparo y los gritos de algunas personas que viajaban en la parte delantera, al instante el conductor se agachó y freno en seco. Dos tipos enmascarados y armados con revólveres subieron, abrieron la puerta de atrás y un tercero armado con un cuchillo se subió en la parte de atrás, abajo, había un tercero con una recortada que caminaba de una puerta a otra del autobús. El que subió por la puerta trasera, lo primero que hizo fue coger mi mochila que llevaba a los pies y tirarla fuera. Los dos que estaban en la parte de delante gritaban, se ensañaron con dos tipos, les golpearon, a uno le hicieron una buena brecha, al otro contusiones, todos los enmascarados gritaban que les diéramos todo el dinero y las cosas de valor, el de la parte de atrás iba cogiendo las mochilas o bolsos que tenían los extranjeros, devolvió algún pasaporte, le pregunte si podría darme el mío, me dijo que paciencia, se puso a registrar las mochilas apiladas, me miró, me digo que me pusiera en pie y me diera la vuelta, me registró completamente, me dijo que me sentara y no me moviera, le volví a pedir el pasaporte, me dijo que paciencia. El jefe, decía que no se irían hasta que él lo dijera, los otros dos estaban nerviosos y querían irse, volví a pedirle el pasaporte, me dijo que esperara. El más agresivo se desplazó a la parte de atrás, algo ocurrió con su pistola porque se disparó y algunas balas, casquillo y proyectil, cayeron al suelo. El tipo vio la reacción de asombro y miedo de la gente y se envalentono. Caminó hacia mí, me apunto, me puso la pistola en la cabeza y me dio dos bofetadas, me dijo “A ti que te pasa”, yo no contesté, solo miraba al suelo. Después fue a por las chicas de al lado, las apuntaba y se reía de ellas con comentarios como “¿Quieres ser mi novia? ¡No quiere!”, forcejeaba.
Arrojaron todos los macutos grandes fuera del autobús, menos tres, estaba el mío, pero todo lo importante me lo habían quitado ya. El cabecilla iba el último, los tres se dirigían a la puerta trasera, solo quedaba él por salir, giró la cabeza a la derecha y vio los tres macutos, agarrando el mío dijo “Este para mí”, ya en las escaleras disparo al aire dos veces, salieron y le gritaron al conductor que arrancara, este intentó arrancar, pero el autobús no respondía, después de dos intentos arrancó, nos detuvimos a los diez minutos en una especie de pueblito con teléfonos públicos, donde llamamos a la policía. La gente estaba muy nerviosa, ayudé en lo que pude, traducía a los extranjeros, calmaba a la gente, organizaba nuestra partida lo más rápido posible hacia la “comisaría”, creo que debí hacerlo muy bien porque la gente, dos señoras de Cariari y Joe, uno de los americanos, reunieron cuarenta mil colones para mí.

A lo largo de ese día y los cuatro siguientes, me fui convenciendo de que a la persona que pagué como guía, era simplemente el jefe de una banda armada, la cual se había establecido (Este fue, uno de los cuatro asaltos desde que comenzó el año) en un pueblo muy apartado y con unas vías de comunicación precarias, donde no existe ningún tipo de protección, únicamente la organización de sus ciudadanos con machetes, por lo que cinco personas armadas pueden intimidar y controlar a todos sus ciudadanos.

El O.I.J (Organismo de Investigación Judicial), tiene esta información, es más, si quieren saber la identidad del cabecilla, solo deben preguntar a las tres personas, guardas del parque, que se encontraban en la caseta oficial del Parque Nacional de Tortuguero.
¿Quién acompañaba a un hombre de un metro ochenta y cinco de altura, con el pelo castaño oscuro y coleta, gafas, que hablaba perfectamente español, el Lunes nueve de Noviembre de 2009, entre las dos y las tres del mediodía?
Estas tres personas le conocían, hablaron con él y no le cobraron como extranjero, 5800 colonones, sino como local, 1000 colones, mientras que a mi si.

En estos últimos cuatro días de papeleos, trámites y de buscarme la vida en San José (Le he hecho una página web gratuita, en unas horas, a un hotel familiar de San José, con lo que tenía mi habitación y comida pagados, http://hotelsantafe.es.tl/), he estado más tranquilo, todo está solucionado. Hoy dormí unas nueve horas. Héctor, tico, muy buena persona, nos conocimos subiendo a Chirripó, me está ayudando mucho, estoy viviendo estos dos últimos días en Costa Rica, en su casa de Cartago. Mañana, Domingo 15, vuelo a Nueva York, donde me esperarán con los brazos abiertos otr@s buen@s amig@s, después, no lo sé, intentaré ir a California, depende de la compañía aérea y del cambio de fecha en mi billete de regreso a Bruselas, además de lo que me vaya a devolver el seguro.

Gracias a tod@s, amig@s, os quiere y aprecia, Bertus.



Bebe perezoso en Puerto Viejo de Talamanca


Bocas del Drago, Isla Colón, Panamá


Atardecer en Golfito


Intentando secar la ropa y a mi mismo en la reserva Cloudbrigde


Camino al Chirripó, rodeado de musgo, llamdo barbas de viejo, cuelga de las lianas y ramas,
absorviendo la humedad del bosque nuboso.






Cumbre del Chirripó


Parque Nacional Chirripó







Cerro Los Crestones

5 comentarios:

((( Heroína de lo periférico ))) dijo...

Jo, bertuliano... nos quedamos sin palabras. Vaya experiencia más fuerte... Me alegro muchísimo de que estés bien y de que hayas salido tan airoso de ésta. Muchos muchos besos, ánimos y fuerza.
Ya sabes que donde esté, ahora en Barna, tienes una casina y calor humano.
Besos besos

(My god, lo de las "batallitas" que le vas a contar a tus nietxs -o sucedáneos- no tiene nombre"

AZU Y PABLO dijo...

Que pasa Bertual , soy el Rumbero y stoy con Pablo y me he enterado de toda la movida . Si hace falta cojo un avion y voy a Costa Rica y arraso con el personal , vente pacá y deja de pasar fatigita que por hay solo hay maleantes y joputas intenteando joder a la gente de bien . Por cierto la narrativa de tu ultimo relato me ha impactado ,si no te conociera pasa por ser una novela al mas puro estilo Steig Larrson .
Nos vemos , cuidate , besos y abrazos .

lanoviacadaver dijo...

qué pasa Bertuliano!!!Me alegro de qué estés bien!! Las noticias no entienden de fronteras y vuelan todo lo rápido que saben!!Cogeté la maleta y vente para Madrid tan rápido como puedas que tenemos ganas de darte un abrazo y un beso fuerte, que te echamos de menos...
Cuidaté mucho.
Un besaco.
Mua

IRINA Y PA/MA dijo...

hey tio bertus!!!! me has dejao acojonao con lo q has vivido, me imagino q debe dar mucha rabia e impotencia q te avasallen y humillen de esa forma, joder tio, q me imagino q ya lo tienes todo o casi todo solucionado, pero si hay algo q podamos hacer desde aqui no dudes en pedirlo, sea lo q sea. mientras recibe mucho amor y cariño desde la galia sansera
besos H.I.M

juan dijo...

Joder Bertus, alucinante, vaya mala suerte... Me alegro de que el final fuese "feliz" Un fuerte abrazo. Juanillo.